Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué hacer ante una fractura, esguince o torcedura? Una guía completa

Qué hacer ante fracturas, esguinces y torceduras

Las fracturas, esguinces y torceduras son lesiones comunes que pueden ocurrir en cualquier momento, ya sea durante una actividad deportiva, en el hogar o en el trabajo. Ante una situación así, la respuesta inicial es crucial para prevenir complicaciones y promover una recuperación eficaz.

En este artículo, desglosaremos las acciones esenciales a seguir en caso de estas lesiones, proporcionando una guía de primeros auxilios enfocada en la atención inmediata, la prevención y la recuperación.

Primeros Auxilios

Los primeros auxilios son el primer paso crucial tras una lesión. Proporcionan la atención inmediata requerida antes de que se pueda obtener ayuda médica profesional. Aquí, exploraremos cómo los primeros auxilios pueden ser aplicados específicamente en el caso de fracturas, esguinces y torceduras.

Reconocimiento de la Lesión

Personal médico tratando una lesión

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué es y qué debe llevar un botiquín primeros auxilios? Una guía completa

Reconocer la naturaleza de la lesión es fundamental para proporcionar la atención adecuada. Las fracturas suelen estar acompañadas de dolor intenso, hinchazón y, en casos severos, deformidad visible del área afectada. Los esguinces y torceduras, por otro lado, también pueden causar dolor y hinchazón, pero raramente resultan en una deformidad notable.

  • Fracturas: Se caracterizan por un dolor agudo y continuo en el área lesionada, hinchazón y moretones. En ocasiones, el hueso puede protruir a través de la piel.
  • Esguinces: Un esguince ocurre cuando los ligamentos que conectan los huesos en una articulación son estirados o desgarrados. Los síntomas incluyen dolor, hinchazón, moretones y siendo incapaz de usar la articulación.
  • Torceduras: Las torceduras son lesiones en los músculos o tendones. Los síntomas son similares a los esguinces, pero pueden incluir espasmos musculares.

Acciones Iniciales

Las acciones iniciales tras reconocer una de estas lesiones incluyen mantener la calma y mantener inmovilizada la zona afectada para evitar mayores daños. Es importante evitar cualquier movimiento que pueda agravar la lesión.

  1. Inmovilización: Mantén la zona lesionada tan inmóvil como sea posible hasta que llegue ayuda médica. Utiliza férulas, tablillas o cualquier material a mano para ayudar en la inmovilización.
  2. Elevación y Aplicación de Frío: Eleva la zona lesionada por encima del nivel del corazón para reducir la hinchazón. Aplica hielo envuelto en una tela en la zona afectada durante 15-20 minutos cada 2-3 horas durante el primer día.
  3. Compresión: Aplica una venda elástica o una banda de compresión en la zona lesionada, sin que esté demasiado apretada para no cortar la circulación.
  4. Medicación: Si es necesario, se pueden tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) como el ibuprofeno para aliviar el dolor y reducir la inflamación. Sin embargo, es aconsejable evitar la medicación sin la supervisión de un profesional médico.
  5. Busca Atención Médica: Contacta a un profesional médico o acude a la sala de emergencias lo antes posible, especialmente en el caso de fracturas y lesiones severas.

Atender Fracturas, Esguinces o Torceduras

La atención específica para fracturas, esguinces y torceduras requiere un enfoque diferenciado, aunque las acciones iniciales de primeros auxilios son similares.

Atención de Fracturas

Las fracturas requieren atención médica inmediata. Mientras esperas la asistencia médica:

  • Inmovilización: Continúa manteniendo la zona inmovilizada. Si hay una herida abierta, cúbrele con un paño limpio o una gasa estéril.
  • No Reacomodes el Hueso: Evita la tentación de reacomodar el hueso. Esto debe ser hecho solo por un profesional médico.

Atención de Esguinces y Torceduras

  • Descanso: Asegúrate de descansar la zona afectada para promover la curación. Evita poner peso o estrés en la zona lesionada.
  • Compresión y Elevación: Continúa con la compresión y elevación para minimizar la hinchazón y promover la circulación.

Recuperación Activa

  • Fisioterapia: Una vez que la lesión ha sido evaluada y tratada por un profesional médico, la fisioterapia puede ser recomendada para restaurar la movilidad y fortaleza.
  • Ejercicios de Rango de Movimiento: Realizar ejercicios de rango de movimiento según lo indicado por un fisioterapeuta puede ayudar en la recuperación.

Pasos de Primeros Auxilios

Si bien ya hemos abordado las acciones iniciales ante fracturas, esguinces y torceduras, es vital reiterar y expandir sobre los pasos específicos de primeros auxilios que deben ser seguidos.

Evaluación Rápida

  • Determinar la Gravedad: Evalúa rápidamente la gravedad de la lesión. Si es grave, llama a los servicios de emergencia inmediatamente.
  • Comprobar la Circulación: Asegúrate de que la circulación no esté comprometida. Si la zona lesionada está fría o pálida, busca atención médica de inmediato.

Procedimientos de Primeros Auxilios

  • Limpieza: Si hay heridas abiertas, límpialas con agua y jabón suave, y cúbrelo con una venda estéril.
  • Inmovilización y Elevación: Como se mencionó anteriormente, inmovilizar y elevar la zona lesionada son pasos cruciales.
  • Aplicación de Hielo: El hielo puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Aplícalo como se indicó anteriormente.

Adaptación Local

Las emergencias pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. La adaptación a las circunstancias locales puede ser crucial para proporcionar una atención efectiva.

Disponibilidad de Recursos

  • Utiliza lo que Tienes a Mano: En ausencia de un kit de primeros auxilios, utiliza lo que tengas a mano para inmovilizar la lesión o cubrir una herida.
  • Solicita Ayuda: Si estás en un lugar público, no dudes en pedir ayuda a los demás. La asistencia adicional puede ser invaluable.

Ayuda de Acceso

Es fundamental poder acceder a ayuda médica profesional en caso de una lesión grave.

Contacto de Emergencia

  • Número de Emergencia: Ten a mano los números de emergencia y no dudes en llamar si la situación lo amerita.
  • Acceso a Transporte: Asegúrate de tener un medio para llegar a una instalación médica si es necesario.

Recuperación

La recuperación de fracturas, esguinces y torceduras puede ser un proceso largo y, a veces, desafiante.

Seguimiento Médico

El seguimiento médico es importante
  • Consulta Regular: Mantente en contacto con tu médico y asiste a todas las citas de seguimiento para asegurarte de que la lesión esté sanando correctamente.
  • Adherencia al Tratamiento: Sigue todas las instrucciones médicas, incluyendo la toma de medicamentos y la terapia física.

Paciencia y Positividad

  • Tiempo: Da tiempo a tu cuerpo para sanar. La paciencia es clave durante el proceso de recuperación.
  • Mantenimiento del Bienestar Mental: Mantener una actitud positiva puede contribuir significativamente a una recuperación exitosa.

Recomendaciones Finales

Las fracturas, esguinces y torceduras requieren una atención cuidadosa y una respuesta rápida. Con la preparación adecuada y un conocimiento básico de primeros auxilios, puedes manejar estas situaciones de manera efectiva hasta que se pueda obtener ayuda médica profesional. Además, la prevención mediante el entrenamiento adecuado y la creación de un entorno seguro son esenciales para evitar lesiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *