Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Inflamación de Ganglios Linfáticos en el Cuello: ¿Una Causa de Alarma?

inflamacion de los ganglios causas

En este artículo, te explicaremos qué es la inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, cuáles son sus causas y cómo se puede tratar. Sigue leyendo para obtener toda la información que necesitas.

Nuestro cuerpo se encuentra dotado de una enmarañada red de tubos conocidos como vasos linfáticos que se despliegan por todo el organismo.

Estos vasos, conjuntamente con las glándulas, albergan un fluido denominado linfa, que está repleto de linfocitos. Las células defensivas representan la vanguardia de nuestro sistema inmunológico.

¿Qué son los ganglios linfáticos y por qué se inflaman?

inflamacion de los ganglios

Antes de profundizar en la inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, es importante entender qué son los ganglios linfáticos y cuál es su función en nuestro cuerpo.

Los ganglios linfáticos son pequeñas estructuras en forma de frijol que forman parte del sistema linfático, el cual juega un papel crucial en nuestro sistema inmunológico.

Los ganglios linfáticos funcionan como filtros que ayudan a eliminar bacterias, virus y otras sustancias dañinas presentes en la linfa, un líquido transparente que circula a través del sistema linfático.

Cuando hay una infección o inflamación en una determinada área del cuerpo, los ganglios linfáticos cercanos pueden inflamarse como respuesta a la presencia de organismos o células anormales.

Causas comunes de la inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello

Existen diversas razones por las que los ganglios linfáticos en el cuello pueden inflamarse. Las causas más comunes incluyen:

  • Infecciones: Las infecciones virales o bacterianas, como el resfriado común, la gripe, la amigdalitis o la mononucleosis, son una causa frecuente de inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello.
  • Enfermedades autoinmunes: Algunas enfermedades autoinmunes, como el lupus o la artritis reumatoide, pueden causar inflamación en los ganglios linfáticos.
  • Cáncer: En casos menos frecuentes, la inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello puede ser un signo de cáncer, como el linfoma o el cáncer de cabeza y cuello. Sin embargo, es importante recordar que la inflamación de los ganglios linfáticos no siempre indica cáncer, ya que hay muchas otras causas benignas.

Los Actores Principales: Los Ganglios Linfáticos

Los ganglios linfáticos se suelen agrupar en distintas áreas del cuerpo. Algunos de ellos están tan profundos que no se pueden detectar, incluso si están inflamados, mientras que otros se encuentran justo debajo de la piel. Los principales conglomerados de ganglios linfáticos se sitúan alrededor de la cabeza y el cuello, las axilas y las ingles.

Según el Dr. Julio Hernández, médico de familia del Centro de Salud de Argés y miembro de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMG), las inflamaciones de los ganglios linfáticos generan adenopatías que pueden presentarse de distintos tamaños y formas, siendo únicas o en cadenas ganglionares.

¿Por Qué Sucede la Inflamación de los Ganglios Linfáticos?

inflamacion de los ganglios linfaticos

Cuando nuestro organismo detecta un agente invasor, ya sea una infección u otro objeto extraño, moviliza un contingente de glóbulos blancos (linfocitos) al lugar necesario, acumulándose en las glándulas linfáticas cercanas.

La inflamación de los ganglios del cuello es común en enfermedades benignas como las afecciones de las amígdalas, y entre un 60% y un 80% de los casos que se dan en personas jóvenes tienen una causa benigna.

La causa más frecuente de inflamación es una infección viral o bacteriana local, aunque en algunos casos, como la mononucleosis, pueden inflamarse todas las glándulas. De forma menos frecuente, puede deberse a un cáncer.

¿Debo Preocuparme y Consultar al Médico?

La inflamación de las glándulas es frecuentemente un signo de que el cuerpo está combatiendo una infección. Sin embargo, si no existe ninguna infección en curso o si hace dos semanas que esta pasó y existen otros síntomas recientes, es recomendable buscar sus causas.

«Si se detecta la inflamación de los ganglios hay que acudir al médico en casi todas las ocasiones», anticipa el Dr. Hernández. Si la aparición de los ganglios es repentina y aguda durante el transcurso de una enfermedad infecciosa, esta inflamación suele ser benigna.

Pero si los síntomas son escasos y no hay una enfermedad febril presente, es crucial buscar su origen.

Para el diagnóstico se realizan pruebas sanguíneas básicas del hemograma, el recuento de leucocitos y células sanguíneas, y serología para enfermedades virales o posibles anemias. Si la analítica no proporciona un diagnóstico rápido, entonces se procede a realizar una ecografía y una biopsia de ganglio linfático.

Recomendaciones Finales

Si bien las enfermedades infecciosas son comunes en los niños y podría ser más habitual en ellos la presencia de ganglios aumentados de tamaño, el Dr. Hernández señala que «no hay que descuidarse, aunque se da en pocos casos las leucemias son enfermedades graves que pueden dar la cara en síntomas como la inflamación de los ganglios».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *