Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Vacuna de la bronquiolitis: Todo lo que necesitas saber

La importancia de la vacuna de la bronquiolitis

¿Ya sabes todo sobre la vacuna de la bronquiolitis? La noticia de que una vacuna contra una enfermedad infantil grave ha sido aprobada es siempre un motivo de alegría, especialmente cuando se trata de una que protege a los neonatos contra el virus respiratorio sincitial (VRS), responsable del 80% de los casos de bronquiolitis en niños menores de un año en España.

Desde que se identificó el VRS en 1956, se ha establecido que es el principal agente de infecciones respiratorias que llevan a hospitalizaciones en bebés, especialmente debido a la neumonía y la bronquiolitis.

Durante el invierno, los servicios de urgencias en España se ven abrumados por casos de bronquiolitis, afectando sobre todo a niños menores de 2 años. Esta enfermedad causa problemas respiratorios, tos y sibilancias en los pequeños.

Además, las consecuencias a largo plazo de la bronquiolitis pueden ser serias, ya que aproximadamente el 30-52% de los niños afectados desarrollan una mayor propensión al asma y la rinoconjuntivitis alérgica.

¿Cuál es la razón de la vacuna de la bronquiolitis?

la razón de la vacuna de la bronquiolitis
En los bebés más jóvenes, este virus puede causar enfermedades

La razón de la vacuna de la broquiolitis son muchas, empezando por los beneficios a los pequeños en el corto, mediano y largo plazo. Vale recordar que la bronquiolitis se caracteriza por la inflamación de las vías respiratorias más pequeñas, y puede ser causada por el VRS y otros virus. Esta condición resulta en una dificultad respiratoria significativa.

En los bebés más jóvenes, este virus puede causar enfermedades más severas, especialmente en aquellos menores de 6 meses. Después de esta edad, los síntomas suelen ser menos graves y disminuye el riesgo de complicaciones que requieren hospitalización«, señala María Garcés-Sánchez, pediatra en el centro de salud Nazaret de Valencia y miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

La doctora Garcés-Sánchez agrega que «a pesar de esto, uno de cada 50 niños pequeños termina siendo hospitalizado por esta causa. La dificultad con esta enfermedad es que no hay un tratamiento específico, solo medidas sintomáticas como antipiréticos, lavados nasales y oxígeno mientras el niño sufre la enfermedad”.

La experta explica que «esta nueva vacuna de la bronquiolitis, diferente a las vacunas convencionales para niños, está formada por anticuerpos monoclonales que protegen al bebé desde el momento de su aplicación durante al menos 6 meses, que es cuando el virus circula más«.

«Como el VRS es más activo en los meses de frío, la vacuna debe administrarse antes del inicio de la temporada para proteger al lactante«, añade.

Vacuna de la bronquiolitis para todos los lactantes

Vacuna para todos los lactantes
La nueva vacuna se llama Beyfortus

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Inclisirán, la vacuna contra el colesterol alto, llega a España

Varias comunidades autónomas en España, incluyendo Andalucía, Asturias, Cataluña, Galicia, Madrid y Murcia, han anunciado campañas de vacuna de la bronquiolitis para lactantes a partir del 1 de octubre, dirigidas a bebés nacidos entre el 1 de abril y el 30 de septiembre de 2023. Se espera que todas las comunidades se unan a esta iniciativa.

Aunque algunas comunidades han mostrado reticencia hacia esta vacunación, se espera que se unan a las recomendaciones de los expertos a medida que se acerquen las campañas de vacunación, según indican los doctores Ángela García Valladares y F. Xavier Díaz Carrasco, de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria.

La nueva vacuna de la bronquiolitis, llamada Beyfortus (nirsevimab, de Sanofi), ha sido aprobada por la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) para su uso en recién nacidos y lactantes en la prevención del VRS, siendo la primera inmunización contra la bronquiolitis para la población general.

«Hasta ahora, no había una vacuna como esta disponible para todos los lactantes. Anteriormente, durante 20 años, solo había una opción similar para niños en situación de riesgo, como prematuros, niños con problemas cardíacos, respiratorios o neurológicos, que tenían un mayor riesgo de enfermedad grave, pero no era para todos los niños«, concluye la doctora Garcés-Sánchez.

La vacuna de la bronquiolitis recientemente desarrollada es adecuada para todos los niños, incluyendo aquellos sanos y los considerados de alto riesgo. Ha sido probada en más de 10.000 bebés en diversos estudios, abarcando a prematuros de todas las edades gestacionales.

Una campaña del Ministerio de Sanidad

Una campaña del Ministerio de Sanidad
Se recomienda para niños menores de 6 meses

Los resultados de estos estudios han confirmado su notable seguridad y eficacia en la prevención de la bronquiolitis causada por el VRS y sus principales complicaciones, como la hospitalización.

La vacuna de la bronquiolitis se presenta en dos dosis: una de 50 mg para lactantes que pesen menos de 5 kg en el momento de la vacunación, y otra de 100 mg para aquellos que pesen 5 kg o más. Se administra mediante inyección intramuscular, al igual que la mayoría de las vacunas, según lo señala la experta.

Se recomienda particularmente para niños menores de 6 meses al inicio de la temporada de prevalencia del virus, generalmente en octubre o noviembre.

El Ministerio de Sanidad, a través de su comité de vacunación, ha determinado esta franja etaria debido a que los niños menores de 6 meses tienen un mayor riesgo de sufrir formas graves de la enfermedad y, por ende, de requerir hospitalización. Además, los bebés prematuros nacidos antes de las 35 semanas de gestación deberán recibir la vacuna de la bronquiolitis hasta cumplir un año, y los lactantes con condiciones de riesgo, hasta los 2 años, explica la doctora.

En cuanto a los efectos secundarios de la vacuna de la bronquiolitis, estos pueden incluir fiebre (0,6 %) y enrojecimiento en el lugar de la inyección (0,4 %) dentro de los 7 días posteriores a la vacunación. Además, se ha observado una erupción cutánea (0,7 %) en los 14 días siguientes a la dosis. La mayoría de estas reacciones son leves. Esta vacuna puede administrarse simultáneamente con otras vacunas rutinarias de la primera infancia sin inconvenientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *