Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo afrontar y prevenir un gatillazo: una guía completa

Cómo afrontar y prevenir un gatillazo: una guía completa

Un ‘gatillazo’ es una forma coloquial de referirse a un caso puntual de disfunción eréctil en un hombre sin antecedentes. Suele ser más frecuente entre los 40 y 70 años y puede generar conflictos en la relación de pareja.

Sin embargo, un fallo ocasional no debería ser motivo de preocupación. En palabras del doctor Alberto Pérez-Lanzac, urólogo de la Ruber Internacional de Madrid: «Hay que preocuparse cuando la disfunción eréctil se repite, progresa o afecta la vida sexual de la pareja».

Causas de la disfunción eréctil

Las causas de la disfunción eréctil son variadas e incluyen factores vasculares, neurológicos, anatómicos, hormonales y farmacológicos. Además, existe una correlación entre la disfunción eréctil y factores de riesgo cardiovascular como el síndrome metabólico, hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia.

Para prevenir la aparición de la disfunción eréctil, el Dr. Pérez-Lanzac, un reputado urólogo, recomienda un conjunto de medidas prácticas y sencillas que pueden implementarse en la vida diaria. Estas medidas, centradas principalmente en la alimentación y el estilo de vida, buscan promover una salud óptima y evitar los factores de riesgo asociados con la disfunción eréctil.

Alimentación balanceada

El primer paso para prevenir la disfunción eréctil es mantener una dieta saludable y balanceada. Según el Dr. Pérez-Lanzac, esto significa una dieta baja en grasas saturadas y trans, y rica en frutas y verduras. Los alimentos frescos y ricos en fibra, como frutas, verduras, legumbres, granos enteros y pescado, son particularmente beneficiosos. Estos alimentos ayudan a mantener un peso saludable y a controlar el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre, reduciendo así el riesgo de disfunción eréctil.

Control de peso

La prevención del sobrepeso es otro aspecto clave en la prevención de la disfunción eréctil. El sobrepeso y la obesidad están asociados con una serie de problemas de salud que pueden contribuir a la disfunción eréctil, incluyendo la diabetes y las enfermedades cardíacas. Mantener un peso saludable a través de una alimentación balanceada y el ejercicio regular puede ayudar a evitar estos problemas de salud y, por lo tanto, reducir el riesgo de disfunción eréctil.

Actividad física regular

La actividad física regular es otra recomendación esencial del Dr. Pérez-Lanzac. La actividad física ayuda a mantener el sistema cardiovascular saludable, lo que es crucial para prevenir la disfunción eréctil. La actividad física regular también ayuda a mantener un peso saludable, reduce el estrés y mejora el bienestar general.

Control de los factores de riesgo cardiovascular

Finalmente, es crucial controlar los factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol alto. Estos factores de riesgo pueden contribuir a la disfunción eréctil al dañar los vasos sanguíneos, lo que puede interferir con la capacidad del cuerpo para obtener y mantener una erección. Mantener estos factores de riesgo bajo control a través de un estilo de vida saludable y, si es necesario, medicamentos recetados, puede ayudar a prevenir la disfunción eréctil.

Causas de la disfunción eréctil

¿Qué hacer si se presenta la disfunción eréctil?

En caso de presentarse la disfunción eréctil, el Dr. Pérez-Lanzac sugiere visitar a un urólogo para que se realice un estudio completo analítico y pruebas complementarias para llegar al diagnóstico. Afortunadamente, hoy en día existe una amplia gama de tratamientos terapéuticos que permiten abordar la enfermedad con seguridad.

Tratamientos disponibles para la disfunción eréctil

Desde el descubrimiento de la Viagra en 1998, se han introducido en el mercado nuevos fármacos y diferentes formas farmacéuticas con muy buenos resultados. Algunos ejemplos incluyen pastillas que se disuelven en la boca, geles o bastoncillos que se aplican en la uretra.

Además, se considera beneficioso afrontar la disfunción eréctil en pareja, ya que en un ambiente de confianza se facilita la colaboración y los tratamientos suelen tener mayor éxito.

Las líneas de tratamiento para la disfunción eréctil incluyen:

  • Tratamientos orales
  • Inyección en el pene de sustancias que inducen la erección
  • Prótesis de pene
Tratamientos disponibles para la disfunción eréctil

Recomendaciones Finales

No hay que temer a los ‘gatillazos’. Si se presentan, es recomendable visitar al urólogo y abordar el problema en pareja. Llevar una vida saludable y mantener una buena dieta también puede ser beneficioso para prevenir la disfunción eréctil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *