Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Dermatitis atópica: más que una afección cutánea

Dermatitis atópica: más que una afección cutánea

La dermatitis atópica no es solo una erupción en la piel. Representa una batalla diaria contra el picor, el malestar y la autoconciencia. A pesar de ser una de las enfermedades inflamatorias más comunes, afectando al 20% de los niños y al 10% de los adultos, aún hay un desconocimiento general sobre cómo afecta a quienes la padecen.

Pablo Coto, dermatólogo del Hospital Vital Álvarez Buylla de Mieres, señala en entrevista a El Mundo, que esta enfermedad es resultado de un desorden inmunológico que altera la barrera de la piel. La mayoría de los diagnósticos ocurren en la infancia, pero en adultos puede ser más complicado, ya que puede reaparecer o manifestarse por primera vez.

La dermatitis atópica y su impacto en la vida diaria

Dermatitis atópica: más que una afección cutánea

El picor es el síntoma principal, llevando a un ciclo constante de picor y rascado. Esta situación afecta actividades diarias, como dormir y trabajar. De hecho, la mitad de los adultos con esta condición experimenta trastornos del sueño y un 87% tiene problemas para conciliarlo.

La enfermedad no solo afecta físicamente. Ansiedad, depresión, aislamiento y frustración son solo algunas de las repercusiones psicológicas. Además, las personas con dermatitis atópica tienen un mayor riesgo de desarrollar otros trastornos atópicos, como como asma, rinitis o intolerancias alimentarias.

Para aliviar los síntomas, tanto emocionales como físicos y del sueño, muchos pacientes recurren a la automedicación y al abuso de sustancias como la marihuana. De acuerdo con la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, hasta el 50% de los pacientes experimentan estos problemas.

Coto destaca la necesidad de una mejor educación médica y social sobre la enfermedad. Aunque la incidencia ha aumentado en las últimas décadas, también se han registrado avances significativos en el tratamiento. Se han desarrollado medicamentos innovadores que ofrecen esperanza a los pacientes.

La identificación temprana y el tratamiento adecuado son esenciales. Coto enfatiza que los dermatólogos deben aspirar no solo a aliviar, sino a lograr la remisión de la enfermedad.

La percepción del médico y del paciente puede diferir. Es esencial considerar las experiencias reportadas por el paciente y mejorar la atención psicosocial. Coto ve un futuro prometedor en herramientas virtuales y el metaverso para apoyar a los pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *