Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Dishidrosis plantar: causas y cómo evitarla para aliviar el picor en los pies

Dishidrosis plantar: causas y cómo evitarla para aliviar el picor en los pies

La dishidrosis plantar es una afección común en primavera. Las ampollas llenas de líquido que aparecen en la planta de los pies son un síntoma característico de la dishidrosis plantar, una patología que los podólogos valencianos han señalado como una de las más comunes durante la primavera. Estas pequeñas ampollas causan picor intenso y comezón, generando molestias en quienes las padecen. Sin embargo, ¿qué provoca la dishidrosis plantar y cómo se puede evitar?

Factores desencadenantes de la dishidrosis plantar

La dishidrosis plantar puede tener múltiples causas, entre las cuales destacan:

Estrés emocional

El estrés emocional puede desencadenar la aparición de dishidrosis plantar. Las situaciones de tensión y ansiedad pueden afectar el sistema inmunológico y desequilibrar el funcionamiento normal de la piel, lo que favorece la aparición de las ampollas.

Alergias a metales y otras sustancias

Las alergias a metales, como el níquel, cobalto o cromo, presentes en objetos de joyería, pinturas o cuero, pueden desencadenar la dishidrosis plantar. Asimismo, ciertos componentes de perfumes y medicamentos también pueden actuar como desencadenantes.

Alteraciones hormonales durante el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres experimentan cambios hormonales significativos que pueden afectar la salud de la piel. Estas variaciones hormonales pueden aumentar la probabilidad de desarrollar dishidrosis plantar en algunas mujeres.

Enfermedades alérgicas y dermatitis atópica

La dishidrosis plantar puede estar relacionada con enfermedades alérgicas como el asma, la rinitis y la dermatitis atópica. Estas condiciones pueden predisponer a las personas a sufrir de esta afección cutánea.

Dishidrosis plantar

Tratamiento y manejo de la dishidrosis plantar

Ante la aparición de síntomas de dishidrosis plantar, es fundamental buscar atención especializada de un podólogo. La automedicación puede agravar los síntomas y complicar el tratamiento adecuado. La presidenta del ICOPCV, Maite García, enfatiza la importancia de acudir a un profesional de la podología para recibir el tratamiento más adecuado y poner fin a esta afección.

El tratamiento de la dishidrosis plantar generalmente implica la aplicación de pomadas específicas sobre la zona afectada. Estas pomadas pueden contener ingredientes que ayuden a aliviar el picor, reducir la inflamación y acelerar la cicatrización de las ampollas.

Es importante tener en cuenta que la dishidrosis plantar es una enfermedad crónica y estacional, que tiende a reaparecer en ciertos periodos, especialmente durante las estaciones de calor, como la primavera y el verano. Esto se debe a la relación entre la sudoración y la aparición de las ampollas.

Cuidados y prevención de la dishidrosis plantar

Para prevenir la dishidrosis plantar y reducir su incidencia, es recomendable seguir algunas medidas preventivas, como:

Mantener una adecuada higiene de los pies

Lavar regularmente los pies con agua tibia y un jabón suave, prestando especial atención a los espacios entre los dedos. Secarlos completamente después del lavado, ya que la humedad puede favorecer la aparición de las ampollas.

Elegir calcetines y calzado adecuados

Utilizar calcetines de algodón u otros materiales transpirables que absorban la humedad y eviten la acumulación de sudor en los pies. Además, es recomendable elegir calzado cómodo, de materiales que permitan la ventilación adecuada de los pies.

Controlar el estrés emocional

Buscar técnicas de relajación, como la meditación, el yoga o la actividad física regular, puede ayudar a reducir los niveles de estrés emocional, disminuyendo así la probabilidad de desencadenar la dishidrosis plantar.

Recuerda que, aunque las ampollas de la dishidrosis plantar pueden desaparecer en unas tres semanas y la piel puede descamarse, es común que vuelvan a aparecer antes de una completa recuperación. Evita pinchar o drenar las ampollas, ya que esto puede aumentar el riesgo de infección.

Ante cualquier duda o síntoma persistente, es importante buscar el asesoramiento de un podólogo, quien podrá brindar una evaluación adecuada y un plan de tratamiento personalizado. La dishidrosis plantar, aunque molesta, puede ser controlada y gestionada con el cuidado adecuado de los pies y el seguimiento de las recomendaciones profesionales.

Cuidados y prevención de la dishidrosis plantar

Recomendaciones finales

Si experimentas síntomas de dishidrosis plantar, como la aparición de ampollas en la planta de los pies con picor intenso, es importante que consultes a un podólogo para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico. Evita automedicarte y sigue las recomendaciones profesionales para aliviar los síntomas y evitar complicaciones.

Además, toma en cuenta las siguientes medidas preventivas para reducir la incidencia de la dishidrosis plantar:

  1. Mantén una buena higiene de los pies, lavándolos regularmente y secándolos adecuadamente, prestando especial atención a los espacios entre los dedos.
  2. Utiliza calcetines de algodón o materiales transpirables que absorban la humedad y eviten la acumulación de sudor en los pies.
  3. Evita el uso de zapatos ajustados o fabricados con materiales sintéticos que dificulten la ventilación de los pies. Opta por calzado cómodo y transpirable.
  4. Si tienes alergia conocida a ciertos metales, evita el contacto directo con objetos que los contengan, como joyería o utensilios metálicos.
  5. Controla el estrés emocional a través de técnicas de relajación, como la meditación, el yoga o la actividad física regular.

Recuerda que el cuidado adecuado de tus pies es fundamental para mantener su salud y bienestar. Ante cualquier duda o síntoma, no dudes en buscar el apoyo de un podólogo, quien podrá brindarte el tratamiento adecuado y orientación personalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *