Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Entendiendo los Escalofríos: ¿Son un Indicador de Enfermedad?

Entendiendo los Escalofríos

Los escalofríos pueden ser un compañero habitual en días fríos o momentos de tensión, pero, ¿sabías que pueden ser una señal de enfermedad? Aunque no son un indicador inequívoco de patologías, vale la pena entender cuándo podrían señalar algo más serio.

¿Qué Son los Escalofríos?

Los escalofríos son una respuesta natural del cuerpo ante un descenso brusco de temperatura o frente a una infección vírica o bacteriana. Estos episodios, caracterizados por temblores involuntarios, se deben a las contracciones y relajaciones musculares rápidas. Su finalidad es generar calor cuando el cuerpo detecta un ambiente frío, y aunque pueden parecer alarmantes, en la mayoría de los casos, no implican un riesgo para la salud.

Según la Academia Americana de Pediatría, los escalofríos a menudo preceden la aparición de fiebre o un aumento en la temperatura corporal central. Son especialmente frecuentes en niños, que tienden a tener fiebres más altas que los adultos ante enfermedades menores. Sin embargo, hay que tener cuidado con los bebés menores de un año, en los que una fiebre puede ser signo de una afección más grave.

¿Qué Son los Escalofríos?

¿Piel de Gallina o Escalofríos?

El National Institutes of Health (NIH) de Estados Unidos advierte sobre la diferencia entre los escalofríos y la ‘piel de gallina’. La ‘piel de gallina’, que también puede ser causada por emociones fuertes, implica que los vellos del cuerpo se erizan formando una capa aislante, un fenómeno distinto a los escalofríos.

¿Cómo Funcionan los Escalofríos?

Jenny Dávalos Marín, miembro del Grupo de Trabajo de Dermatología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), explica que los escalofríos son impulsos nerviosos enviados a los músculos para generar calor metabólico. Los vasos sanguíneos se contraen para minimizar la pérdida de calor, concentrándolo en los órganos internos.

Estos impulsos también alcanzan la corteza cerebral, la parte del cerebro responsable del razonamiento, y se combinan con los impulsos del sistema límbico (relacionado con nuestro estado emocional), generando la percepción de frío.

Temperatura, Fiebre y Respuesta Inmune

La relación entre temperatura y fiebre, o inflamación, es un hecho bien conocido en medicina. La temperatura puede influir en la eficacia de la respuesta inmune, modificando la expresión de genes relacionados con la defensa del organismo.

temperatura y fiebre

Hipotermia: Una Urgencia Médica

Un caso especial es la hipotermia, una urgencia médica en la que los escalofríos desempeñan un papel fundamental. La hipotermia ocurre cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que lo produce, lo que conduce a una disminución peligrosa de la temperatura corporal. Si la hipotermia no se trata, puede llevar a la falla de los sistemas cardíaco y respiratorio, y finalmente a la muerte.

Recomendaciones Finales

Aunque los escalofríos suelen ser una respuesta inofensiva a temperaturas bajas o infecciones menores, nunca debemos ignorar señales que podrían indicar condiciones más graves. Ante la duda, es siempre aconsejable buscar asesoramiento médico. Si quieres conocer mas sobre las causas o tratamientos de enfermedades, te recomendamos seguir visitando nuestro blog sobre la salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *