Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La Espermidina, un Prometedor Suplemento Antiedad, Puede Mejorar la Fertilidad en Ratones

La Espermidina, un Prometedor Suplemento Antiedad, Puede Mejorar la Fertilidad en Ratones

La fertilidad es un tema crucial en la vida de las mujeres, y a medida que avanzan en edad, la posibilidad de concebir un hijo puede disminuir drásticamente. Investigadores de la Universidad Agrícola de Nanjing en China han dado un paso significativo en la búsqueda de soluciones para este problema.

En su estudio, publicado en la revista Nature Ageing, han explorado el potencial de la espermidina, un suplemento que ha demostrado ser antienvejecimiento, para mejorar la calidad de los óvulos y la fertilidad en ratonas de edad avanzada. Esto podría tener implicaciones importantes para las mujeres mayores que desean concebir.

La Fertilidad y el Envejecimiento

La Espermidina, un Prometedor Suplemento Antiedad, Puede Mejorar la Fertilidad en Ratones

A medida que las mujeres envejecen, la fertilidad disminuye considerablemente. A los 35 años, la tasa de éxito para quedar embarazada se encuentra en alrededor del 90%, pero a los 45 años, esta cifra desciende drásticamente al 13%.

Esto, combinado con la continua disminución de la calidad del esperma en los hombres, ha llevado a un aumento en la necesidad de tratamientos de reproducción asistida. En España, aproximadamente el 10% de los nacimientos proviene de estos tratamientos, lo que resalta la importancia de encontrar soluciones para mejorar la fertilidad.

La Espermidina y su Potencial Antienvejecimiento

La espermidina es una molécula que se encuentra en diversas células de organismos y en los ovarios. Se ha relacionado con procesos celulares esenciales, como la autofagia, que está vinculada a beneficios asociados con el ayuno.

Estudios previos en levaduras, gusanos y moscas han demostrado que la espermidina, utilizada como suplemento, puede prolongar la vida de estos organismos.

Resultados Prometedores en Ratones

Los investigadores chinos llevaron a cabo su estudio en ratones, donde observaron que la cantidad de espermidina disminuía con la edad en los ovarios de las hembras. Luego, administraron espermidina a ratonas de edad avanzada y notaron mejoras significativas en la cantidad y calidad de los folículos, las estructuras que dan origen a los óvulos.

Además, un hallazgo destacado fue que las camadas de las ratonas envejecidas casi se duplicaron con la suplementación de espermidina.

Próximos Pasos en la Investigación

Si bien estos resultados son prometedores, aún se necesita investigar más antes de que la espermidina se pueda considerar como tratamiento para mejorar la fertilidad en mujeres mayores. Los investigadores planean colaborar con un centro de medicina reproductiva para evaluar los efectos de la espermidina en los ovocitos humanos y en su fertilidad.

Uno de los desafíos será determinar la dosis adecuada y la duración del tratamiento, ya que se ha observado que un exceso de espermidina puede empeorar la calidad de los ovocitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *