Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La insulina vía oral será posible muy pronto

insulina vía oral para combatir la diabetes

La insulina vía oral será posible gracias a los últimos avances por parte de la comunidad científica. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 422 millones de individuos en el mundo padecen de diabetes, una de las enfermedades crónicas más comunes. Esta afección se caracteriza por aumentar los niveles de glucosa o azúcar en la sangre, y muchos de los pacientes requieren inyectarse insulina a diario para mantener estos niveles bajo control.

En una novedosa iniciativa, un grupo de científicos ha desarrollado una innovadora manera de administrar insulina vía oral, bien sea en una cápsula, o incluso introduciéndola en un trozo de chocolate.

Este nuevo método de entrega de insulina vía oral se destaca por su precisión, ya que la administra de forma rápida y directa a las áreas del cuerpo que más la necesitan. En contraste, cuando se utiliza una jeringa para inyectar insulina, esta se dispersa por todo el organismo, lo que puede dar lugar a efectos secundarios no deseados, según señaló el profesor Peter McCourt de la Universidad Ártica UiT de Noruega, uno de los investigadores involucrados en el estudio.

El equipo de investigación, compuesto por científicos de la Universidad de Sydney y el Distrito de Salud Local de Sydney en colaboración con UiT, descubrió hace algún tiempo que era posible administrar medicamentos directamente al hígado mediante nanoportadores.

Sin embargo, se enfrentaron al desafío de que la insulina vía oral administrada con nanoportadores se descomponía en el estómago y no llegaba a su destino deseado en el cuerpo. Este obstáculo fue superado mediante la creación de un medicamento para la diabetes que encapsula la insulina en diminutos nanoportadores.

El comportamiento de la insulina vía oral

El comportamiento de la insulina vía oral
Investigadores siguen haciendo pruebas

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué es la diabetes tipo 1 y cómo vivir con ella?

Peter McCourt, un biólogo hepático, explica que se ha desarrollado un revestimiento para proteger la insulina vía oral de la descomposición causada por el ácido estomacal y las enzimas digestivas mientras atraviesa el sistema digestivo, manteniéndola intacta hasta que llega al hígado, su destino final.

Una vez en el hígado, este revestimiento se descompone mediante enzimas activadas solo cuando los niveles de azúcar en sangre son elevados, liberando así la insulina para actuar en el hígado, los músculos y la grasa con el fin de reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Nicholas J. Hunt, de la Universidad de Sydney, quien lidera el proyecto junto con Victoria Cogger, enfatiza que este enfoque significa que la insulina se libera de manera rápida cuando los niveles de azúcar en sangre son altos y, lo más importante, no se libera cuando estos niveles son bajos. Esto representa un avance significativo en el tratamiento de la diabetes.

El funcionamiento de este tratamiento se asemeja al proceso natural de la insulina en personas sanas, donde el páncreas produce insulina que se absorbe en el hígado, manteniendo así los niveles de azúcar en sangre estables. En este nuevo enfoque, un nanoportador libera la insulina directamente en el hígado, donde puede ser absorbida o entrar en el torrente sanguíneo.

Las inyecciones de insulina, por otro lado, suelen llevar una mayor cantidad de insulina a los músculos y al tejido adiposo de lo necesario, lo que puede causar acumulación de grasa y aumentar el riesgo de hipoglucemia, especialmente en personas con diabetes.

Estaría disponible en 2 o 3 años

Estaría disponible en 2 o 3 años
Los ensayos en humanos están programados para comenzar en 2025

Este tratamiento oral de insulina ha sido probado en diferentes etapas, desde nematodos hasta babuinos en la Colonia Nacional de Babuinos de Australia, donde se incorporó al chocolate sin azúcar para que fuera más agradable de tomar. Los resultados en animales han sido prometedores, sin hipoglucemia ni aumento de peso.

Los ensayos en humanos están programados para comenzar en 2025 bajo la supervisión de la empresa Endo Axiom Pty Ltd. La fase I se centrará en la seguridad y la incidencia de hipoglucemia en pacientes sanos y con diabetes tipo 1.

Si los resultados de la insulina vía oral continúan siendo positivos, se avanzará a la fase 2 para evaluar la sustitución de las inyecciones tradicionales en pacientes diabéticos. Los investigadores esperan que este nuevo medicamento pueda estar disponible para todos en un plazo de 2 o 3 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *