Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Por qué nos dormimos las piernas? Explicación y recomendaciones

¿Por qué nos dormimos las piernas? En nuestra vida diaria, a todos nos ha sucedido. Estamos en una posición determinada durante un tiempo prolongado, y al intentar movernos, nos damos cuenta de que nuestras piernas, manos o brazos están “dormidos”. Pero, ¿por qué ocurre esto? A este fenómeno se le conoce en el mundo médico como parestesia, y aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué es la parestesia y por qué ocurre?

La parestesia es descrita por los pacientes como una sensación de entumecimiento, como si sintieran pequeños pinchazos o hormigueos en una extremidad que parece haberse quedado dormida. Según el Dr. José Miguel Santonja, neurólogo del Hospital La Salud de Valencia, no hay un predominio claro de una extremidad sobre otra, aunque sí menciona que la postura que adoptamos puede influir en qué extremidad se adormezca.

En ciertos casos, las parestesias pueden ser causadas por enfermedades, siendo más común que se presenten en las partes distales (manos y pies) o en un hemicuerpo (extremidades izquierdas o derechas). No obstante, las parestesias transitorias, que son aquellas que ocurren cuando permanecemos en una postura por un largo periodo de tiempo, son mucho más comunes.

Estas se producen cuando ejercemos presión sostenida sobre un nervio, como cuando nos quedamos dormidos con un brazo doblado debajo de la cabeza o nos sentamos durante mucho tiempo con las piernas cruzadas. Esta presión interrumpe el flujo sanguíneo, lo cual lleva a que el nervio afectado produzca los síntomas que conocemos como parestesias. Una vez se alivia la presión, la sensación se desvanece rápidamente.

¿Por qué nos dormimos las piernas?

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Es importante entender que las parestesias transitorias son completamente normales y no representan un problema de salud. Sin embargo, las parestesias debidas a enfermedades son una señal de que algo no está funcionando correctamente en nuestro sistema nervioso.

«Las parestesias debidas a enfermedades son ocasionadas por una alteración de la parte sensitiva del sistema nervioso que comienza en los nervios que tenemos en las extremidades», explica el Dr. Santonja. Estas enfermedades hacen que nuestro cerebro perciba la sensación anormal que describimos como parestesias.

El neurólogo puntualiza que la aparición súbita de parestesias en medio cuerpo puede ser señal de un ictus, y recomienda acudir a Urgencias de inmediato. Otros casos en los que se debe acudir a un especialista incluyen la aparición de parestesias crónicas, que pueden ser causadas por condiciones como la diabetes o una hernia discal.

Consejos para prevenir la parestesia

Es vital recordar que aunque la parestesia usualmente es temporal y se resuelve al cambiar de posición, existen medidas preventivas que puedes implementar en tu vida diaria. Intenta evitar permanecer en una misma posición durante períodos prolongados, especialmente si implica cruzar las piernas o doblar las muñecas. Practica estiramientos regulares y asegúrate de que tu estación de trabajo esté configurada ergonómicamente. Recuerda, mantener una vida activa y una buena postura puede contribuir significativamente a prevenir la parestesia. Si experimentas episodios recurrentes de parestesia, consulta a un profesional de la salud.

Consejos para prevenir la parestesia

Conclusiones finales sobre ¿Por qué nos dormimos las piernas?

Si bien la mayoría de las veces las parestesias son transitorias y no son señal de un problema de salud grave, es importante prestar atención a su duración y a qué parte del cuerpo afectan. Si no están relacionadas con una postura prolongada o la compresión de una extremidad, y duran más de lo normal, es recomendable acudir al médico para descartar cualquier enfermedad subyacente.

En resumen, si bien las parestesias son un fenómeno común y normalmente inofensivo, si persisten, se presentan de forma súbita en medio cuerpo, o están acompañadas de otros síntomas, es vital acudir al médico para descartar condiciones más graves. Con eso dicho, esperemos que te hayamos resuelto la duda sobre ¿Por qué nos dormimos las piernas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *