Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué engorda más: el vino blanco o la cerveza?

Qué engorda más el vino blanco o la cerveza

¿Qué engorda más: el vino blanco o la cerveza? Esta es una pregunta común entre quienes desean mantener una dieta equilibrada sin renunciar a pequeños placeres. Un experto en nutrición, se propuso desentrañar esta duda, analizando las características de ambas bebidas y su impacto en nuestro organismo.

Vino blanco vs. cerveza: comparativa nutricional

¿Qué engorda más: el vino blanco o la cerveza?

El vino blanco, una bebida popular en reuniones y celebraciones, contiene aproximadamente 60 Kcal por cada 100 ml. Esta energía proviene principalmente del etanol, dado que el vino blanco presenta una graduación alcohólica de alrededor del 8,5%.

A diferencia de su contraparte, el vino tinto, el blanco ofrece pocos compuestos fenólicos beneficiosos para la salud. Sin embargo, destaca por su contenido en potasio, un micronutriente esencial para el organismo.

Por otro lado, la cerveza, otra opción popular, aporta cerca de 42 Kcal por cada 100 ml. Su contenido alcohólico es significativamente menor que el del vino blanco, con un promedio del 4% de etanol.

Además de una menor cantidad de potasio, la cerveza es fuente de vitaminas del grupo B, incluido el ácido fólico, y aporta hidratos de carbono provenientes de los granos de cebada.

Análisis nutricional: ¿Qué engorda más?

Al comparar ambos, parece claro que el vino blanco podría contribuir más al aumento de peso. Esto se debe no solo a su mayor contenido calórico y alcohólico, sino también a la ausencia de sustancias beneficiosas para la salud. El etanol en el vino blanco puede inhibir la quema de grasas y el aprovechamiento de otros nutrientes como fuentes de energía.

En contraste, la cerveza, más ligera y con menos alcohol, podría considerarse una opción más adecuada para un consumo ocasional. Sus burbujas pueden provocar una mayor distensión estomacal, lo que puede ayudar a controlar el consumo.

Aunque siempre es preferible optar por bebidas sin alcohol, si la elección está entre vino blanco y cerveza, la segunda parece ser la opción menos perjudicial. En resumen, qué engorda más parece inclinarse hacia el vino blanco, mientras que la cerveza emerge como una alternativa ligeramente más saludable para disfrutar de manera ocasional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *