Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La soledad no deseada podría ser un factor de riesgo para el párkinson

La soledad no deseada podría ser un factor de riesgo para el párkinson

La soledad no deseada, un sentimiento que va más allá de la tristeza y la melancolía, se asocia ahora con un riesgo significativamente mayor de desarrollar la enfermedad de Parkinson, según un estudio reciente.

La investigación, liderada por Antonio Terracciano, geriatra de la Universidad Estatal de Florida, ha seguido durante 15 años a 491 603 participantes, todos mayores de 50 años, explorando la relación entre la soledad y esta enfermedad neurodegenerativa.

Un vínculo inesperado entre la soledad y el párkinson

La soledad no deseada podría ser un factor de riesgo para el párkinson

La correlación entre la soledad no deseada y el Parkinson se ha mantenido firme incluso después de considerar variables como el nivel socioeconómico, hábitos de vida y predisposición genética.

Aquellos que expresaron sentirse solos presentaron un 37% más de posibilidades de desarrollar la enfermedad. La salud mental y las condiciones crónicas, como la diabetes, parecen atenuar esta correlación, aunque no la eliminan por completo.

La salud mental emerge como un factor crucial en esta ecuación, siendo la variable que más atenúa la correlación entre la soledad y el párkinson, con un 24%. La investigación sugiere que la soledad y la depresión pueden estar entrelazadas de maneras que aún no comprendemos completamente, afectando simultáneamente y quizás de manera bidireccional.

Género y soledad, una relación no determinante en el párkinson

A pesar de que las mujeres reportaron sentirse solas en una proporción mayor y tienden a tener menos recursos económicos y una mayor propensión a la ansiedad y la depresión, el estudio no muestra que tengan más posibilidades de desarrollar párkinson en comparación con los hombres. La variable de género, en este caso, no parece ser un factor determinante.

La soledad no deseada no solo se vincula con el párkinson, sino que también se asocia con un 23% de aumento en el riesgo de demencia, según un estudio del Instituto de Neurociencia de Nanchang, China. Además, otra investigación de la Universidad de Florida relaciona la soledad con un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencias vasculares y frontotemporales.

Aunque el estudio abre nuevas perspectivas sobre la relación entre la soledad no deseada y las enfermedades neurodegenerativas, no proporciona conclusiones definitivas sobre las causas subyacentes de esta correlación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *