Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El Poder de Visitar a Tu Abuela: Cómo Un Gesto Simple Puede Extender la Vida

Visitar a tu abuela le aporta beneficios a la salud

Visitar a tu abuela una vez al mes no es solo un acto de amor, sino también un potencial salvavidas, según revela un reciente estudio. Esta práctica, que combina la calidez del afecto familiar con la ciencia de la longevidad, podría ser la clave para mejorar no solo la calidad de vida de nuestros mayores, sino también su esperanza de vida.

La historia de María, una mujer de 62 años de Estados Unidos, ejemplifica el día a día de muchos adultos mayores. Trabaja en horarios nocturnos y su vida social es limitada. Sin hijos ni amigos cercanos, María pasa sus días entre programas de televisión y rutinas monótonas. Aunque se percibe a sí misma con buena salud, su nivel de felicidad es bajo, un dos sobre 10, según reveló en el American Time Use Survey.

El caso de María no es aislado. La soledad se ha convertido en una pandemia silenciosa, exacerbada por los eventos recientes y sus implicaciones en la salud son alarmantes. Según un estudio publicado en BMC Medicine, las personas con pocos vínculos sociales tienen un 39% más de riesgo de morir prematuramente que aquellas con conexiones más fuertes.

El estudio, basado en los datos de 458.146 adultos del Biobanco del Reino Unido, destaca la importancia de las relaciones familiares y amistosas. Sorprendentemente, encontró que visitar a la familia y amigos una vez al mes es suficiente para mantener estable el riesgo de mortalidad. Más allá de esta frecuencia, no se observan beneficios adicionales significativos.

«Es un hallazgo inesperado, pero revelador», comenta Jason Gill, cardiólogo y coautor del estudio. «Esto sugiere que no se requiere ser extremadamente sociable para obtener beneficios en la salud; una visita mensual puede hacer una gran diferencia».

Visitar a tu abuela y los beneficios a la salud que le generan

Familia visitando a la abuela

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Descubre los 8 hábitos que te ayudarán a vivir más y mejor

La soledad puede adoptar varias formas, y el estudio subraya cómo el aislamiento social objetivo y la soledad subjetiva, cuando se combinan, pueden ser fatales. Los resultados también indican que las visitas regulares de amigos y familiares pueden tener un efecto protector significativo.

Este efecto protector no se limita a evitar el aislamiento. Los seres queridos ofrecen apoyo emocional y pueden incentivar prácticas de salud positivas, como acudir a consultas médicas y mantener hábitos de vida saludables.

Bryan Strange, director del Laboratorio de Neurociencia Clínica en la Universidad Politécnica de Madrid, destaca la importancia de distinguir entre diferentes tipos de soledad. «Visitar a tu abuela, o cualquier persona mayor, puede tener un impacto significativo en su bienestar emocional y físico», afirma Strange.

Andrés Rueda, gerontólogo social, y Cintia Gracia, trabajadora social, resaltan la importancia de las conexiones sociales en las residencias de ancianos y en la vida cotidiana. Mantenerse socialmente activo y recibir visitas regulares puede ser más beneficioso que vivir en soledad, incluso en la tercera edad.

La investigación se centró en adultos mayores, pero sus implicaciones son amplias. Visitar a tu abuela una vez al mes no solo beneficia su salud, sino que también puede mejorar la tuya. Somos seres sociales por naturaleza, y esta conexión trasciende las generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *