Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El cribado de cáncer de pulmón en España: desafío pendiente

El cribado de cáncer de pulmón en España: un desafío pendiente para la salud pública

En España, la implementación de cribados para detectar el cáncer de pulmón sigue siendo un asunto pendiente. Este tipo de cáncer, altamente agresivo, está estrechamente ligado a sus alarmantes cifras de mortalidad, que coinciden con el aumento de nuevos casos, superando los 30 000 al año, y una tasa de supervivencia a cinco años del diagnóstico de tan solo el 19%.

La razón detrás de estas estadísticas es que el 80% de los casos se diagnostica en etapas avanzadas, un panorama que se revertiría si se lograra la detección temprana, donde un 80% de los pacientes sobreviviría.

El desafío radica en la necesidad urgente de tomar medidas, una necesidad que se hace evidente al observar estas cifras impactantes. Sin embargo, el Informe de Evaluación del Programa de Cribado de Cáncer de Pulmón plantea dudas sobre la viabilidad y la relación coste-efectividad de la tomografía computarizada de baja dosis de radiación (TCBD) como método de detección.

Basándose en estas conclusiones, el sistema de salud, por el momento, rechaza la implementación del cribado. El debate se intensifica con las demandas de sociedades científicas y pacientes que instan a dar este paso crucial o, al menos, considerar la investigación en programas de cribado, de manera similar a cómo se investiga en Medicina Personalizada.

Importancia de los cribados

El cribado de cáncer de pulmón en España: un desafío pendiente para la salud pública

Los expertos coinciden en que los cribados son igual de beneficiosos que las nuevas terapias y, por lo tanto, es imperativo trabajar en ellos.

¿A quién se dirige este cribado? Principalmente, a la población con mayor riesgo, como los fumadores, aunque también se debe considerar la exposición ambiental y laboral, como la exposición al radón, así como la ubicación geográfica y la contaminación del aire.

El método de cribado propuesto es la TCBD, que podría complementarse con un análisis molecular para obtener resultados más precisos. ¿Por qué no es tan simple como los cribados de mama o colon? La respuesta radica en el corto período de latencia del cáncer de pulmón, que hace necesario identificarlo en sus etapas iniciales de manera precisa.

El proyecto Cassandra, respaldado por sociedades científicas y Lung Ambition Alliance, se postula como el primer paso para generar evidencia sobre el impacto del cribado de cáncer de pulmón en el Sistema Nacional de Salud, a pesar de las conclusiones del informe oficial que lo descarta.

La incorporación de un cribado en un sistema de salud requiere cumplir con hasta 18 criterios según la Unión Europea, y aún se necesita más información en algunos aspectos, como la sensibilidad, especificidad y el volumen de pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *