Saltar al contenido
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La Temperatura Ideal del Hogar en Invierno: Protegiendo la Salud y el Bolsillo

¿Cuál es la temperatura ideal del hogar en invierno?

«¡Winter is coming!» Con esta icónica frase de ‘Juego de Tronos’, nos preparamos para enfrentar el invierno en España. Es momento de cambiar la ropa de los armarios y preparar las sábanas de invierno. Pero, ¿cuál es la temperatura ideal del hogar en invierno para cuidar nuestra salud y economía? a continuación, revelamos las recomendaciones de expertos y organizaciones clave para mantener un balance perfecto.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere mantener nuestras casas en un rango de temperatura específico durante el invierno. Un ambiente demasiado cálido incrementa gastos y emisiones de carbono, mientras que un hogar muy frío puede ser incómodo y perjudicial para la salud.

Los efectos del frío en la salud son significativos. Desde simples resfriados hasta problemas respiratorios como asma, EPOC e infecciones pulmonares se ven agravados por el aire frío. Estudios muestran un aumento en la mortalidad y morbilidad respiratoria y cardiovascular asociada a las bajas temperaturas invernales, tanto en exteriores como interiores.

Sin embargo, mantener una temperatura ideal en el hogar no siempre es sencillo. Factores como deficiencias estructurales o socioeconómicas pueden impedir seguir las recomendaciones de la OMS, pero es crucial hacer el esfuerzo.

¿Cuál es la temperatura ideal del hogar en invierno sin Riesgo para la Salud?

Persona en su hogar

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Entendiendo los Escalofríos: ¿Son un Indicador de Enfermedad?

La OMS, basada en estudios científicos, concluye que un rango de temperatura de entre 18 y 24 °C es seguro para la salud de personas sedentarias y sanas. Este rango protege a la población en general durante los meses fríos, siendo 18 °C la temperatura mínima segura recomendada. Para grupos vulnerables como ancianos, niños y personas con enfermedades crónicas, se sugiere mantener una temperatura mínima de 21-22 °C, llegando hasta 24 °C.

La sensación térmica personal y el tipo de ropa usada en casa también influyen. El rango de 18 a 24 °C es seguro para personas bien vestidas y sin actividad física intensa.

Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE): Una Perspectiva de Eficiencia Energética

El IDAE recomienda mantener la temperatura diurna en el hogar entre 20 y 21 °C, ligeramente superior a los 18 °C mínimos de la OMS. Mantener temperaturas inferiores a 18 °C se asocia con efectos adversos para la salud, incluyendo un aumento en la presión arterial. Por otro lado, calentar una casa fría a un mínimo de 18 °C podría reducir significativamente el riesgo de problemas respiratorios y mortalidad.

Además, mantener el hogar en un rango de 18 a 24 °C puede tener beneficios para la salud mental, especialmente para quienes sufren de síntomas respiratorios crónicos. Un buen aislamiento térmico, como el uso de dobles acristalamientos y sistemas de regulación de temperatura, es fundamental para lograr estos objetivos.

Superar los 24 °C podría no afectar directamente la salud, pero sí impactará en los gastos. Por otro lado, durante la noche, el IDAE sugiere un rango de 15 a 17 °C. Esta temperatura más baja es adecuada ya que nuestro cuerpo se enfría durante el sueño y la ropa de cama ayuda a regular la temperatura corporal. Para bebés y grupos vulnerables, se recomienda mantener el rango nocturno ligeramente más elevado, entre 16 y 20 °C, para garantizar su comodidad y seguridad.

En resumen, la temperatura ideal del hogar en invierno no solo protege nuestra salud sino también nuestro bolsillo. Mantener un rango de 18 a 24 °C, según las circunstancias personales y la hora del día, es clave para un invierno saludable y económicamente sostenible. ¡Prepárate para el invierno con estas pautas y disfruta de un hogar cálido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *